Maestros

Maestros

sábado, 29 de octubre de 2011

Novedades para tener en cuenta

Con su gentileza habitual, el maestro Osvaldo Laino me ha enviado un mail donde me informa de una nueva aparición de su revista Dibujantes, el número 10 en este caso.

Este es el link a la entrada de su blog, desde la cual se puede descargar el ejemplar:

http://revista-dibujantes.blogspot.com/2011/10/dibujantes-10.html

El pdf comienza a lo grande: las creaciones de H.G. Oesterheld para el mundo infantil. Pero lo que sigue es fantástico: Del número 10 de la revista original se destacan las notas referidas a (nada menos) Oski, Oscar Blotta y Hugo Pratt. Y la frutilla del postre es un homenaje a Torino, con textos de Héctor Reinna y Víctor Leali. ¡Para descargar ya!

Además, y gracias a una entrada publicada por Nando , me enteré de la llegada del primer número de Zona Liberada, con el mismo espíritu del blog y la participación de humoristas gráficos como Pati, Jorh, Iñaki, Ham, el recuerdo para Dani The O, y otros. Son 16 páginas a todo color y en un gran formato: 29 x 41 cm. Según parece, llegó a los kioskos a principios de este mes y en algunos ya se ha agotado, así que hay que apurarse...

Eso no es todo:

Desde Córdoba, Raiz de Dos lanzó el mes pasado "Zazá", de Carlos Ortiz (1946-2000). En la página de la editorial figura la siguiente sinopsis del libro:

Cuentan sus hijos que Carlos Ortiz era una especie de esponja para absorber deportes. Jugaba algunos de ellos; los que podía, pero de todos leía y a todos miraba por TV. Desde la final de la Copa Libertadores hasta una maratón en Nairobi. Es decir que Zazá no sólo lleva la pluma sino el alma de Ortiz. Zazá es ceceoso y pícaro como un amigo de la infancia del Negro; como él, lleva a Córdoba en sus zapatos pero al país entero en su horizonte; conoce al dedillo sobre fútbol, básquet, tenis, automovilismo y patinaje artístico; y, sobre todo, comparte con su creador el alma prístina de los que aprendieron a mirar la vida desde “el lado de los buenos”.
Posiblemente también Zazá fuera hincha de Unión San Vicente. Quizás por eso la lengua le ceceaba pero no le temblaba. Es decir que más de un hincha, circunstancialmente, se enojó con sus chistes, pero lo respetaron todos.
El día que el Negro murió, el cortejo estaba llegando al cementerio, cuando un hombre de aspecto humilde, de gorra y en bicicleta, le preguntó a uno de sus familiares quién había muerto que lo despedía tanta gente. Cuando escuchó el nombre de Ortiz, el hombre abrió los ojos y quiso saber si era “el de Zazá”. Entonces dejó la bicicleta contra un árbol, se puso la gorra en el pecho y acompañó al cortejo hasta el final.

Y por último, desde la Patagonia, dos libros de La Duendes recopilando material de Jorge L. Limura (aparecido este mes) y Alfredo Grondona White (publicado en septiembre), verdaderos grandes de nuestro humor gráfico. Ambas publicaciones pertenecen a la colección de humor Ja y pueden conseguirse en comiquerías de Buenos Aires.


domingo, 23 de octubre de 2011

Pasión por el coleccionismo



Desde hace un tiempo vengo participando en las reuniones de coleccionistas fans de la obra de Dante Quinterno (a partir de una propuesta de Sergio Maganas, de quien todos esperamos su regreso) y una de las razones que más me ha enganchado es el cariño de todos ellos por las historietas y por charlar, aportar datos y entretenerse con este mundo de la imaginación.
Siempre aparece un dibujo realizado por alguno de ellos mismos, un original de una tira de Patoruzú, carpetas con imagenes cuidadas e impecables, además, por supuesto, del interés por incorporar un nuevo ejemplar a la colección.
Pero las charlas no terminan ni en Quinterno ni en el mundo de la historieta en general, sino que se expande a muchos otros temas (y así vamos descubriendo los conocimientos particulares de cada uno) y eso hace todavía más interesantes a las reuniones.
En el caso de este sábado 22 se produjo también la visita de Luis Ardouin, especialista en la obra de García Ferré y autor de hermosos muñecos de sus personajes. Ayer justamente, sorteó uno de Isidoro especialmente hecho para los quinternianos, ante la sorpresa de todos y la amplia sonrisa del ganador. En definitiva, aportó aire nuevo, simpatía y ganas de proyectos, con los que se ganó el aplauso de los concurrentes, un modo también de darle la bienvenida.
En fin, toda buena gente que disfruta de su pasión, comparte sus saberes y se brinda para pasar varias horas agradables.
Aquí, algunas de las fotos que gentilmente me envió Luis. Será hasta la próxima, entonces, allá para mediados de diciembre...

viernes, 21 de octubre de 2011

Para agendar: "Ilustradores"y un capítulo dedicado al Humor Gráfico

Este miércoles 19 Canal (à) estrenó en el ciclo "Ilustradores" un capítulo dedicado al Humor Gráfico donde Tute, Max Aguirre, Gustavo Sala y Carlos Nine nos hablan de sus maneras de trabajar, el tema del estilo, la técnica que utilizan, el proceso creativo y las ideas, la posibilidad de publicar y qué es la ilustración para ellos.
En realidad, estaba buscando un programa que pensé daban a las 21:00 pero fue -por suerte- un error, encontrándome con la linda sorpresa mencionada.
Para quienes no lo vieron y les interesa, Canal (à) lo repite en los siguientes días y horarios:
Jueves - 2:00 - 7:00 - 12:00 - 17:00
Sábado - 18:00
Domingo - 12:30 - 20:30
Y si en algún momento el video es subido a Youtube trataremos de agregarlo en este blog...

miércoles, 19 de octubre de 2011

Inicios de Quinterno

Dante, a los 15 años (en su etapa junto a Taborda) y a los 18 (cuando se hizo acreedor al premio otorgado por Caras y Caretas)

En octubre de 1931 Dante Quinterno concedió por última vez un reportaje a un medio. Recién volvería a hacerlo 65 años después para Viva. En aquél entonces decía:
“Estaba buscando un personaje. Encontré a Patoruzú después de haber estudiado la psicología de los indios que sobrevivían en el país, y me interesó especialmente el más bonachón e ingenuo, a pesar de que a poco de haber llegado a la ciudad, y seguramente por malos ejemplos, se fue avivando demasiado…”
Lo cierto es que luego de ser anunciado los dos días anteriores, el 19 de octubre de 1928 (hace hoy 83 años), en el primer cuadro de la tira Don Gil Contento hacía su aparición el indio gritando:
“¡Guagua! ¡Piragua! ¿Vos sos meu tutor, chei? Curugua-Curiguagüigua te saluda”
Don Gil le responde:
“¡Por fin llegaste, Patoruzú! Te bautizo con ese nombre porque el tuyo me descoyunta las mandíbulas”
Y así comenzaba una gran historia, no exenta de polémicas o críticas en algunas ocasiones, pero que finalmente ha llevado al reconocimiento prácticamente unánime del cacique en la actualidad.
Sobre el mundo del indio podemos ver mucho material a través de los blogs de algunos coleccionistas e investigadores. Por eso, pueden darse una vuelta por PatoruzúWeb (Sergio Maganás), Mundo Quinterno (Hernán Schneider), Historietas-Cine-Teatro (de Miguel Dao), entre otros, además de la página de la empresa Los Tehuelches y del blog Siulnas Historiador.

----------

En este caso, entonces, vamos a retroceder a la etapa previa a Patoruzú, intercalando datos biográficos y primeros trabajos de Quinterno.
El primer antecedente con el que contamos es el de su abuelo piamontés -Pedro- quien llegó a la Argentina en 1885 y se instaló en la zona de San Vicente, donde adquirió unas chacras para trabajar en la plantación y comercialización de frutas.
Más tarde, del matrimonio entre Martín Bautista Quinterno y Laura Raffo nacería Dante Raúl, el 26 de octubre de 1909. La pareja tendría otros tres hijos: Celia, Luisa y Laura.

En 1923, un gran acontecimiento atrae a todo el país: la pelea Firpo-Dempsey en Polo Grounds, EEUU. Este match (enormemente recordado porque el boxeador argentino logró tirar fuera del ring al norteamericano, quién tardó más de 10 segundos en volver a estar de pie sobre el cuadrilátero, pero cuando lo hizo – ayudado – fue finalmente para llevarse la victoria) dio lugar a la publicación en la sección de lectores de Páginas de Columba de dibujos alusivos al mismo. Allí Dante presenta sus primeros tres dibujos, junto al trabajo de otros colaboradores.

1924: Diógenes “Mono” Taborda toma como ayudante al futuro creador de Patoruzú, quien en esos momentos cursaba sus estudios secundarios en el Colegio Nacional Bernardino Rivadavia. Así, en la revista Monos de Taborda, el "pibe" Quinterno publica su historieta "Una caricatura trájica" (así escrito) en la sección que acepta colaboraciones de todas las edades.

Pero en 1925, al fallecer aquel famoso dibujante humorístico, Dante se convierte en colaborador de otro prestigioso plumín: Arturo Lanteri.
El 29 de julio (para algunos el 17 de junio) de ese mismo año hace su debut como profesional del dibujo publicando Panitruco (de apellido Peñaloza) en las páginas de la revista El Suplemento, con guiones de Carlos Leroy. Este personaje suele tener relaciones con carteristas, situación no bien vista por su padre y, además, soporta los “mangazos” de su hermana Mandarina…

La primera tira propia de Quinterno surge el 1ro. de febrero de 1926: Andanzas y Desventuras de Manolo Quaranta, para La Novela Semanal. Manolo es un hombre maduro que vive variadas situaciones y será el primero de los antecedentes de Isidoro Cañones.
Este mismo año se inicia en Mundo Argentino la historieta Don Fermín (rebautizada Don Fierro en la Patoruzú semanal de la década siguiente (1). Este sufrido personaje deberá lidiar con los holgazanes Crosta y Constantino (y luego con su insoportable jefe en la oficina, ya como Don Fierro).

La siguiente creación surge el 24 de agosto de 1927 en Crítica, diario dirigido por Natalio Botana. Se trata de la tira Un Porteño Optimista, nuevo paso de comedia y también un pre-Isidoro.
Mientras tanto, en este mismo período 1926/27 ilustra diversos textos para Don Goyo.

Llegamos a 1928, el año clave: En mayo gana un concurso en Caras y Caretas por su historieta “Un cónyugue libertino” (ver entrada anterior), compartiendo el premio con Eduardo Linage y Néstor René González Fossat.
El 5 de julio la historieta Un Porteño Optimista pasa a llamarse Aventuras de Don Gil Contento. Y será allí, como expresamos al comienzo, que hará su debut el gran Patoruzú. A partir de entonces, empieza otra historia, para Quinterno y para la historieta argentina…

Para complementar esta entrada, en los próximos días algunos de sus trabajos iniciales: los publicados en Páginas de Columba y en Don Goyo.


(1) Le agradezco a Hernán Schneider su aporte para agregar los datos sobre Don Fermín (ver comentarios).



Bibliografía:

Gociol-Rosemberg: La Historieta Argentina, una historia (De la Flor, 2000)
Siulnas: Historia del Humor Gráfico y Escrito en la Argentina (Tomo I, Eudeba, 1985)
Rodríguez Van Rousselt, Hernán Ostumi, Andrés Ferreiro, Mario Formosa y Fernando García: Patoruzú, Vera Historia no oficial del grande y famoso cacique tehuelche (La Bañadera del Comic, 2001)
Muzio, Susana: Releyendo Patoruzú (Espasa, 1993)
AAVV: Libro de Oro de Isidoro (Grupo Editorial Norma, 2007)
Andrés Cascioli, Oche Califa: La Argentina que rie (Fondo Nacional de las artes, 2008)
Ezequiel Martínez-Carolina Ravier: El misterio del hombre que inventó a Patoruzú (en revista Viva, 1996)


domingo, 16 de octubre de 2011

Quino crece en Rico Tipo

Como para todo humorista, a Quino los comienzos en la profesión no le resultaron nada sencillos. Se presentó en numerosos diarios y revistas, consiguiendo sólo negativas:
"Sufrí mucho. Vivía en condiciones muy precarias, compartiendo una pieza de pensión con tres o cuatro tipos".
Por suerte, en noviembre de 1954 logra su primer trabajo profesional: una página de chistes gráficos sin texto en el semanario Esto Es:
"El día que publicaron mi primera página pasé el momento más feliz de mi vida".
Así, a partir de 1955, empieza a trabajar en otras revistas y en el diario Democracia. En 1957 ya era colaborador de Rico Tipo, Dr. Merengue y Tía Vicenta. Recordemos qué ocurrió en la primera de ellas: Divito había rechazado algunos chistes que anteriormente Quino le había enviado desde Mendoza, con lo cual la muy buena intuición de aquél para elegir colaboradores había fallado por una vez. Pero cuando Joaquín Lavado estuvo instalado de forma permanente en Buenos Aires, la posibilidad logró concretarse y pasó a integrar el staff de la revista.
Si Divito había tenido alguna duda, ésta se fue perdiendo con rapidez dada la calidad de los trabajos del mendocino. Primero el propio director le pidió que acompañara con palabras los cuadros humorísticos que realizaba y más tarde le confió en numerosas ocasiones la portada de la revista, como en los ejemplos de 1964 y 1965 que siguen a continuación (años además en los que una tal Mafalda empieza su brillante camino).
De esta manera, tenemos dos hechos poco comunes en la trayectoria de este gran maestro: las ilustraciones a color (tema que se vió en una entrada anterior) y la participación en la tapa de una publicación.

(nros. 986 y 994, de 1964)

(números 1049 y 1061, de 1965)


Bibliografía:

El Mundo de Mafalda (Editorial Lumen, 1992)
Quino 50 Años (Edición Ciudad de Buenos Aires, Palais de Glace, 2004)

miércoles, 12 de octubre de 2011

"Releyendo Historietas", un excelente blog que se... ¿despide?

Visitando Releyendo Historietas -de Hernán Schneider- me encontré con la (casi) sorpresa de que su blog parece estar llegando a su finalización:

"Esta es la última actualización de este blog.
Con esta entrada culmina un ciclo en el que compartí varias historietas, todas escaneadas de mi colección privada, concentrándome en material de los Maestros Dante Quinterno y Héctor L. Torino. La idea era transmitir mi amor por estas creaciones y que cualquiera que visitara el sitio pudiera releer o descubrir este maravilloso material. Mi misión llega hasta aquí, ya compartí todo lo que quería y ahora voy a dedicarme a otras actividades personales que venía posponiendo por falta de tiempo, una de ellas es disfrutar la lectura en papel de otras historias como las aquí compartidas pero que no tengo digitalizadas.
Se que muchos de ustedes aprecian también las tapas que subí, por eso he creado un blog muy sencillo para alojarlas en forma permanente; ya subí las que hay aquí y allí sí seguiré haciendo alguna actualización cada tanto porque aún me quedan tapas para digitalizar y compartir. La dirección es:
http://tapasdehistorietas.blogspot.com/

Releyendo historietas seguirá estando sin cambios hasta fin de año, para darles tiempo a que descarguen lo que deseen, pero ya no haré actualizaciones."

Hernán, como ya te he comentado, muchas gracias por todos tus aportes y tu gran esfuerzo y generosidad, por las charlas vía mail y por tu gesto especial como coleccionista hacia otro coleccionista. Ya sabés que considero una pena si esta idea es definitiva, pero a la vez la respeto, porque es tu decisión y así debe ser.

Les recomiendo para quienes no lo conozcan apurarse a visitar su blog. De alguna manera (confieso) Releyendo Historietas iba a ser el primero de una futura serie de entradas donde deseaba ir de "paseo" por distintos blogs para ir comentando el valioso material que poseen (ya que aunque seguramente la mayoría de los interesados están al tanto de los sitios de la especialidad, a todos nos pasa que hay algunos que no conocemos). En fin, eso es un proyecto aún, y todavía falta...

Hernán, espero que algún día podamos charlar en la realidad humana, además de la virtual, así que -para estar al tono- nada de adioses, sólo un "Continuará". ¡Un abrazo grande y gracias por la buena onda otra vez!

martes, 11 de octubre de 2011

Personajes secundarios (I): Súper-Avit

Hace unos días recibí un comentario de un visitante (Jason), quien buscaba imágenes de Súper-avit, personaje de la historieta Pérez-man, dibujada por Alberto Bróccoli para el diario La Nación entre fines de los 70 y comienzos de los 80.
Con esta tira pasó algo similar a lo que ocurrió con la última etapa de Teodoro y Cía (por Viuti). Sus autores fallecieron jóvenes y no se editaron libros recopilatorios sobre estas dos creaciones después de la muerte de los mismos. Pero mientras al menos en el caso de Teodoro ya se habían publicado tres tomos, para Pérez-man la situación fue peor: ni siquiera alcanzó a tener un primer libro. Sólo pudieron apreciarse algunos episodios de la tira en la colección Grandes Humoristas Argentinos (Hyspamérica), entre ellos los que aparecen en esta entrada. Quedará para más adelante revisar algunos diarios viejos a la búsqueda de un poco más de material…
En definitiva, todo esto dio pie a la idea de adentrarse en esos queribles seres que acompañan a las estrellas de la historieta, los cuales suelen quedar relegados en la consideración general (aunque justo es aclarar que también se han visto casos opuestos, donde tal personaje termina superando al héroe inicial: Clemente y Bartolo, Matías y Prudencio, el mismo Patoruzú con Isidoro, por ejemplo).
Con esta linda excusa, iniciamos la serie con el mencionado Súper-avit, ayudante de Pérez-man. Este último no es el típico superhéroe sino un laburante del oficio, argentino cien por cien, preocupado por el costo de vida, el dólar, los problemas de trabajo y los familiares. Así, sus proezas consistirán en llegar a fin de mes, comprar nafta especial, conseguir asiento en el colectivo o darse el lujo de hacer un asado. E, indirectamente (sobretodo en los años anteriores al regreso de la democracia), ser un crítico acido y sutil de la realidad nacional.
Como veremos, Súper-avit tiene características similares, compartiendo “hazañas” y penas con su compañero de ruta.



Imágenes correspondientes al libro de Alberto Bróccoli "Cuanto más Bróccoli mejor" (Hyspamérica, 1988)

miércoles, 5 de octubre de 2011

Néstor Ibáñez, humorista y docente

Nacido en Monte, Néstor Antonio Ibáñez publicó sus primeros dos chistes en la revista Corso Pete, pasando luego a la Editorial Torino. Allí, durante los años 60, sus trabajos recorrieron muchas páginas de El Conventillo de Don Nicola, Historias Tangueras, Barrabás, Pepinucho y Coliflor, La Barra de Pascualín, Piratón Kid y El Mago Fun-yi-to, entre otras. Su labor fue múltiple: chistes sueltos, secuenciales o agrupados bajo un mismo tema por un lado, e historietas con y sin personaje fijo por el otro.

(número 32, mayo de 1965)

El Conventillo de Don Nicola -Libro de Oro - (1962)

Tres personajes de su autoría para la editorial Torino: Folklorito (Historias Tangueras nro. 15, 1963), Chirola ( El Conv. de Don Nicola nro. 65, 1966) y Shomería, el bucanero (Piratón Kid nro. 4, 1966)

Más adelante se desempeñó en Rico Tipo, Patoruzú, Siete Días, La Revista Dislocada, Hortensia, Mengano, Chaupinela, Pitos y Flautas, Satiricón, los diarios La Tarde y Tiempo Argentino, Tiempo Humor (suplemento del diario El Tiempo, de Córdoba), La Tos (suplemento del diario La Voz, de Buenos Aires).
Participó de Humor Registrado desde su inicio en 1978 y allí se mantuvo muchos años, publicando también en otra de las revistas de la misma editorial: SexHumor.

Humor Registrado nro. 64 (1981) y nro. 116 (1983)

SexHumor nro. 8 (1984)

A fines de los 80 formó parte de la colección Grandes Humoristas Argentinos (editada por Hyspamerica) con su libro "Como quien no quiere la cosa" (del cual tengo un ejemplar amablemente dedicado por Néstor, tras mi paso por la Escuela de Carlos Garaycochea).
Otros medios que contaron con sus obras fueron: La República (Uruguay), El Cronopio (España), Acta Humorística (Bélgica), Crónica (suplemento de humor), La Nación (suplemento infantil) y Clarín (Juegos del Verano).

Obtuvo dos premios internacionales en Bordighera, Italia: En 1980 el premio "E.N.I.T." y en 1982 el "Cassa de Risparmio".

Juegos del Verano Clarín nro. 9 (1998)

Participó en muestras y salones de humor nacionales e internacionales (Canadá, Italia, Brasil, Chile, Uruguay, Bélgica, Turquía y China), publicando en las antologías Festival Internacional del Humor en 1995, 1996 y 1997. Fue seleccionado junto a otros humoristas del mundo para ilustrar el gran Calendario del International Cartoon Festival de Knokkeheis (Bélgica) en los años 1999 - 2003 y 2005. Y desde 2006 sus dibujos aparecen en medios de Italia, Alemania, Finlandia, Austria y Bélgica.

Actualmente es profesor en la Escuela Garaycochea (visitar la página para ver más ilustraciones) . Como ya expresé, fui su alumno y esta entrada es algo que me estaba debiendo. Más aún cuando un dibujante humorístico y actual alumno suyo - Marce Martínez (quien tiene su propio blog y participa de Magnificomics) - me preguntó hace un mes y medio si podía subir imágenes de Néstor, considerando que era una pena que este excelente dibujante no fuese tan conocido como se merece. En realidad, como hemos visto, Ibáñez - en una época de mucho mayor auge de las revistas humorísticas - era un autor reconocido (con gran capacidad para abordar las más variadas temáticas: política, deportes, actualidad, temas infantiles, erotismo, artes, etc), pero ya se sabe qué corta es la memoria de la gente (y de los editores especialmente) para este hermoso oficio y para tantos otros. Son muchos los ejemplos... Entonces, desde este blog tratamos de aportar un granito de arena para reparar estos inmerecidos olvidos.


Imágenes correspondientes a: "Como quien no quiere la cosa", Hyspamerica, 1989 (fotografía), revistas de Ediciones Torino (década del sesenta), Humor Registrado y SexHumor (Ediciones de la Urraca, años 80) y Juegos del Verano, editada por Clarín (1998).

Bibliografía:

Ibáñez, Nestor. "Como quien no quiere la cosa", Hyspamerica, 1989.

1978-1988, 10 años de Humor (Catálogo correspondiente a la muestra de la revista en el Centro Cultural Ciudad de Buenos Aires en 1988)

Librosenred.com

Página de la Escuela Garaycochea

sábado, 1 de octubre de 2011

Multisituaciones

Generalmente, al hablar de humor gráfico, nos centramos en el chiste unitario o secuencial por un lado y en la historieta (breve o extensa), por otro. Sin embargo, algunos dibujantes (actuales y de otras épocas) se han dedicado de manera más o menos frecuente a ciertas ilustraciones de cuadro único pero en las que desarrollan muchísimas creaciones humorísticas (con o sin palabras) al mismo tiempo. Me tomé el atrevimiento de llamarlas "multisituaciones" pero cualquier otra definición podría ser igualmente aceptable. Son atractivas porque es necesario recorrer cada centímetro del dibujo para ir descubriendo detalles que a primera vista se nos escapan. Los autores exhiben también un gran dominio de la escenografía y de la perspectiva además de una virtud poco frecuente: la paciencia...
Como ejemplos, estos 4 reconocidos dibujantes (de arriba hacia abajo): Gustavo Sala ("Un partido disparatado" en Genios nro. 428, mayo 2006); Rep (Rep hizo los barrios -Buenos Aires dibujada-, Sudamericana, 2005); Cundri (para el Libro de Oro Patoruzú 1977) y Héctor Torino (Las Aventuras de Don Nicola nro. 7, mayo de 1958).